logo-web-munay Facebook circle black small

Germinados de Quinua

 

Germinar debe ser una de las prácticas más importantes de la alimentación viva que necesitas tener en tus tareas diarias si quieres sentirte ágil, magnífico y lleno de energía como puedes llegar a ser (nuestra actual energía probablemente se duplica cuando utilizamos germinados en la alimentación de todos los días). Hay mucho por decir acerca de estas insignificantes pequeñas criaturas, ya que ignorar o excluirlas de nuestra alimentación es, en nuestra humilde opinión, uno de los errores más grandes que podemos cometer.

 

¿Qué necesito para germinarla?

 

No se requiere de algún equipamiento de lujo para lograr la germinación,

aunque hay muchas piezas disponibles que ayudan tales como frascos,

bandejas, bolsas de tela, germinadores de barro, y aún conjuntos de

germinado automático. Para comenzar necesitas algunas semillas o

menestras para germinar, un contenedor para germinarlas como un

frasco de vidrio, y algo donde drene el agua a través, como un colador,

malla o tul, alrededor de la boca superior del frasco.

Asegúrate de elegir un frasco limpio y libre de aceite, luego vierte uno o

dos puñados de tu semilla elegida (la cual está seca en este punto).

Utiliza solo un tipo de semilla por frasco mientras aprendes a germinar.

 

Vierte dentro agua pura y limpia (idealmente agua no convencional de grifo)

hasta que las semillas estén cubiertas al menos con una pulgada extra.

Si estás germinando menestras de gran tamaño, como garbanzos o frijoles,

asegúrate que el agua los cubra por un extra de dos pulgadas para que

tengan más agua para activarse. Esto será necesario para alcanzar una

superficie mayor de crecimiento para las pequeñas semillas.

 

Cubre el frasco con una malla o algún tipo de tul. Como mencionamos antes, esta puede ser una pieza de red o puedes utilizar un frasco con malla ya integrada. Lo que importa aquí es que nada debe entrar al frasco, excepto el imprescindible aire, deja el frasco durante la noche o por 4-8 horas durante el día para que las semillas tengan tiempo de activarse. Este es el comienzo del proceso de germinado. Varios libros sugieren diferentes tiempos para cada semilla pero hemos encontrado que un mínimo de cuatro horas funciona muy bien para cualquier semilla o menestra, ocho horas sin duda no dañarán y de hecho es generalmente mejor para menestras más grandes.

 

Al final del período de activación, drena el agua. Cuando toda el agua ha sido drenada, enjuaga el contenido del frasco asegurándote que el agua esté completamente limpia y pura. Drena una vez más. Asegúrate que toda el agua se ha drenado, de otra forma tus brotes se pudrirán antes de crecer. Esto es realmente importante, y donde la mayoría de la gente se equivoca, por no drenar de forma apropiada. Una buena manera de asegurarnos que todo el residuo del agua ya no está presente, es inclinar el frasco boca abajo por un rato, o dejar descansar el frasco en un ángulo inclinado sobre un soporte de germinado, bandeja o en un escurridor de platos de cocina. Es también muy importante darle un suave sacudón al frasco para liberar el excedente de agua.

 

Cuando se ha drenado completamente el agua, deja el frasco inclinado, en algún lugar donde el frasco no moleste. No importa demasiado si el frasco está en un lugar iluminado u obscuro, aunque es mejor evitar la luz directa del sol.

 

Si el clima del año es cálido, enjuaga los germinados dos veces por día ya que se deshidratan más fácilmente; si el clima es frío, normalmente una vez será suficiente. Asegúrate de drenar bien el agua luego de cada enjuague, continúa el enjuague y drenado cada día hasta que los brotes estén listos para consumir.

Tips y Recetas

Productos Munay © 2014

germinados

Para reemplazar la leche de vaca, puedes elaborar leches veganas, tienes muchas posibilidades entre los productos que ofrecemos, como las nueces, cereales y semillas. Líneas abajo encontrarás recetas de las mismas.

Te invitamos a reemplazar por productos integrales los insumos de consumo diario. Introduce a tu dieta y a la de tu familia. Arroz Integral, Panela (remplazando el azúcar), Harina de trigo integral.

De esta manera estarás llevando una dieta más saludable.

La quinua graneada o germinada, la puedes mezclar con el arroz  integral al momento de servir, tendrás una opción diferente, nutritiva y rica en fibra.

Se puede poner quinua de colores en las ensaladas para aumentar su valor nutricional y darle un atractivo diferente.

Tostar ligeramente semillas de girasol o de ajonjolí y agregarlas a las ensaladas.

En algunos platos también se puede agregar quinua al momento de la cocción, como en sopas, o guisos, por ejemplo un rico locro de zapallo con quinua.

Puedes utilizar nuestra granola, muesli, hojuelas de kiwicha y quinua instantáneas, para complementar tu desayuno, poster y helados. El único límite es tu imaginación.  

Entre todos nuestros productos puedes encontrar muchas opciones para elaborar tu propio snack divertido y saludable, como un mix de nueces y frutas deshidratadas para acompañar una deliciosa infusión.

La especería la puedes utilizar no solo para condimentar tus alimentos, también son muy útiles para elaborar remedios caseros, hay mucha información en la web.

Como hacer Leches Vegetales

Aquí encontrarás las leches vegetales que más recomendamos por su practicidad, pero hay mayor variedad por supuesto. No dejen de probar de coco (con coco rallado), de arroz (con agua de arroz, o con el agua y el arroz licuado), de semillas de girasol o de ajonjolí.

 

Recomendamos como sustituto del azúcar, que prueben la Panela, un endulzante natural.

Duración y recomendaciones

Las leches vegetales al ser un producto 100% natural y sin conservantes, su duración es limitada y depende de los ingredientes empleados (por ej. con endulzantes puede llegar a durar menos), su frescura, la pureza del agua empleada, y de cómo sean conservadas.

La duración promedio es de unos 2 a 3 días (si bien pueden durar unos días más), bien tapadas en una botella en la heladera, preferentemente de vidrio, aunque en botellas plásticas también se conservan bien.

 

Al momento de servir

Debido a que las leches vegetales se sedimentan luego de preparadas, se sugiere siempre revolver la preparación antes de servir, de esta manera se conservará y se aprovechará mejor el contenido.

Leche de Nueces ó de Almendras

 

 

Ingredientes

Para 1 litro:

Un puñado de Nueces ó Almendras.  

Para variar la consistencia, simplemente poner más o menos cantidad.

1 litro de Agua

 

Opcional:

4 cucharadas de panela

1 vaina de vainilla

 

Procedimiento

1) Colocarlas en la licuadora, agregar el agua, y opcionalmente el endulzante y la vainilla. Licuarlo bien, asegurándose de que hayan quedado bien desechas (cuando no se oye más sonidos de “crick” ya está).

2) Colarlo en un colador fino.

 

Recomendaciones

Antes de licuarla se recomienda remojarlas previamente por unas 8 horas, o de un día para otro y luego tirar el agua. El remojo las activa y duplican el contenido de minerales incluido por supuesto el calcio.

Si no se dispone de colador fino, colar varias veces hasta que no queden pedacitos.

Con lo que queda de los frutos secos luego de colado, guardarlo y usarlo en otras preparaciones de brownies, trufas, “queso vegetal”.

Si se desea una menor o mayor consistencia, simplemente usar menos ó más nueces.

Te invitamos a experimentar con el mismo procedimiento leche de castañas, pecanas, ajonjolí, arroz integral o cebada.

almonds